Eldominvest
Larga vida de explotación

El depósito debe trabajar sin problemas durante un largo período de tiempo. ¿Qué es lo que determina la larga vida de un termo de agua?:
1. La calidad del recubrimiento de esmalte. El recubrimiento de esmalte /o como algunos le llaman vitrocerámico/ de la cuba tiene gran importancia para la resistencia contra los procesos agresivos de corrosión. El esmalte en forma de una sustancia líquida o en polvo se aplica de manera mecánica en la superficie interior de la cuba. Después de su cocción en hornos de esmaltado, esta sustancia se pega a la superficie de la cuba que tiene contacto con  el agua. Este proceso se llama adhesión. De esta manera el acero negro del cual se elabora la cuba está aislado de la influencia agresiva del agua.
Las fritas y las arcillas de esmalte que se utilizan en la práctica mundial del esmaltado son casi idénticas. Sin embargo, la adición de algunos componentes en la fórmula del esmalte aumenta su resistencia a temperaturas altas. Por ejemplo así es el zirconio que utilizamos en los termos de ELDOM.
 
2. La disponibilidad de protección catódica y su eficacia. La protección catódica se utiliza para prevención adicional contra los procesos corrosivos en la cuba. Ella es algo muy simple como construcción, pero muy difícil de ser explicado como proceso físico-químico. El principio de actuación de la protección catódica es muy complicado, porque incluso algunos fabricantes de Europa Occidental no lo entienden, aplicando sorprendientes soluciones técnicas. Para la protección catódica efectiva es importante saber solamente lo principal: los elementos activos de protección son uno o dos protectores de ánodo. Es obligatorio ser elaborados de una aleación especial de magnesio. ¡Ninguna otra aleación da una protección efectiva! Situados en los extremos opuestos de la cuba, ellos protegen de una manera imperceptible todo su volumen.

3. El tamaño del ánodo es de esencial importancia.  Se considera que 200 gr. de ánodo en parámetros promedios del agua puede proteger con éxito durante 3 años 1 metro cuadrado de superficie esmaltada con no más de 7 cm2 de defectos. Desde este punto de vista los 350 gr. de ánodo en los termos de ELDOM proporcionan una protección realmente fiable. En los termos con un volumen de 50 a 750 litros y en los termos con serpentines donde los serpentines son una especie de pantalla, nosotros, después de varias pruebas hemos llegado a la solución efectiva de uso de protección con 2 ánodos. Hemos equipado todos los termos con serpentines con una capacidad de 50 a 750 litros con dos protectores de ánodo. El termo de 1000 litros está equipado con un ánodo de 3,5 kilos que transcurre por toda la altura del recipiente. Por desgracia tales soluciones no se aplican por muchos fabricantes.
Todas las partes metálicas no recubiertas, ubicadas en la parte interior de la cuba, como tubos inoxidables, acoplamiento de latón, resistencia eléctrica y otros obstaculizan el trabajo de la protección catódica. El ánodo considera que esta parte es defectuosa y concentra su protección sobre ellas, quedando sin fuerzas para proteger el termo de los verdaderos defectos. Aquí es el momento de poner el tema de la tubería de plástico que nosotros instalamos en el tanque de agua – nosotros consideramos que es una solución técnica excelente relativa a la interacción con la protección catódica y muy buena como fiabilidad y durabilidad.

4. Comprobación del trabajo de la protección anticorrosiva mediante un téster de ánodo. En el proceso de funcionamiento de la protección catódica se pierde una parte de la masa del ánodo de magnesio – poco a poco éste se derrite. Por eso los especialistas le llaman „ánodo de sacrificio“. Cuando ponemos en el termo ánodos de protección y los clientes pagan por eso, debe haber una manera de evaluar o medir su trabajo. Únicamente los termos de ELDOM proporcionan esta posibilidad debido al montaje aislado del ánodo, así como la robusta conexión galvánica al cuerpo mediante un cable y no mediante contacto directo. La evaluación del trabajo de la protección catódica puede ser efectuada por un mecánico de taller.
Existe también una solución mucho más cómoda mediante téster de ánodo incorporado en el termo. Este es un miliamperimetro simple y barato que cuando se aprieta un botón demuestra el estado de los protectores de ánodo. Si el indicador está en la zona verde, esto significa que transcurren corrientes anticorrosivos. Cuando se visualiza la zona roja, esto significa que debe llamar a su mecánico del taller. La manipulación de sustitución de ánodo es rápida y barata. Así aumentará la vida de su termo con por lo menos otros 3 años.
Lo interesante es que en casi todas las demás marcas de termos no existe la posibilidad de comprobación a través de téster de ánodo. Por eso sus clientes, aunque quieren hacerlo, no pueden evaluar el trabajo de la protección catódica. Una de las posibles respuestas es que la mayoría de los fabricantes no quieren hacerlo si no están seguros en sus soluciones constructivas.

facebook google youtube Diseño y Apoyo DotMedia | Eldominvest 2019